Inicio‎ > ‎¿Quiénes somos?‎ > ‎

Historia del Colegio














El Colegio de Filosofía cuenta con una larga tradición. Desde el 2 de diciembre de 1887 (fecha en la que se data la creación de la Escuela Nacional Preparatoria), en el primer Plan de Estudios (elaborado con fundamento en la filosofía positivista adaptada al caso de México por un grupo de intelectuales encabezados por Gabino Barreda), las asignaturas Lógica y Moral contaban como obligatorias sea para el cuarto o quinto año de estudios, según los cuatro perfiles que para entonces ofrecía la educación nacional; a saber: 1. abogados, 2. médicos y farmacéuticos, 3. agricultores y veterinarios y, 4. arquitectos y ensayadores beneficiadores.  

En el segundo plan, emitido el 15 de mayo de 1869, aunque se reducen los perfiles de egreso de cuatro a tres, pues Médicos y Farmacéuticos y agricultores se unieron en uso sólo, las asignaturas antes mencionadas quedaron como obligatorias para en el quinto año de los tres perfiles. 

En el tercer plan, introducido en 1896, se cambian los cursos anuales que se realizaban en cinco años, por cursos semestrales que comprendían ocho semestres y se propone que, aunque la enseñanza de la Lógica queda como obligatoria, la Moral se enseñe junto con la Psicología en el octavo semestre. 

El cuarto plan, que vio la luz en 1901, amplía la duración de los estudios a seis años e incorpora algunas nociones propuestas por Spencer. Por ello dispone que, para el sexto año,  el alumno curse Lógica y aprenda Moral junto con la Sociología.

Por su parte, el plan de 1907, que marcó el carácter laico y gratuito de la educación en México, planteó un ciclo de estudios de cinco años con un interés ligado a las profesiones y propuso el estudio de la Lógica y la Moral (desligada, ya, de la Sociología). 

Para enero de 1914, cuando se establece el quinto plan, cuyo fin primordial era lograr un equilibrio entre la enseñanza de las ciencias exactas y las humanidades al dar a los contenidos un sentido humanista, planteó un ciclo a cinco años e introdujo algunas novedades en el área de la Filosofía. Por un lado, introdujo un conjunto de Conferencias sobre arte para el cuarto año y otro sobre Resoluciones de los problemas filosóficos para el quinto. El estudio de la Lógica lo mantuvo en el quinto y suplió la Moral por la Ética.

En 1916, el plan sufre una nueva reconfiguración. En esta ocasión, se propone un ciclo de cuatro años. Moral práctica y elementos de Ética es una asignatura que aparece propuesta para el cuarto año mientras que Lógica y Psicología se propone para el sexto.

En 1918, en un intento por reforzar el sentido práctico de los contenidos, el Plan sufrió nuevas modificaciones; se amplió a cinco años y, Lógica y Principios de Ética se propusieron como asignaturas obligatorias el quinto y último año de estudios.

Dos años después, en 1920, el plan sufre un nuevo proceso de transformación desde planteamientos positivistas. El elemento más significativo de este proceso es la organización en seis áreas. Se trataba de las siguientes: I. De ciencias matemáticas, físicas, químicas y biológicas, II. De ciencias sociales y sus correlativas, III De ciencias filosóficas y sus aplicaciones a la vida práctica, IV. De lenguas y letras, V. De artes plásticas y artes industriales y VI. De artes musicales. En el área III quedaron incluídas las ya tradicionales asignaturas Lógica y Moral y se agrega una asignatura más: Historia de las Doctrinas Filosóficas.

El plan de 1923 tuvo como base la propuesta del Congreso Nacional de Escuelas Preparatorias de la República impulsado por Vicente Lombardo Toledano. La novedad de este plan fue incluir dos años obligatorios de estudios secundarios y tres con áreas optativas donde los alumnos elegían sus estudios de acuerdo con la profesión que seguirían. Aquí, Lógica y Ética quedaron como obligatorias para los que eligieran Licenciado en Derecho, Licenciado en Ciencias Sociales y Médico Cirujano; Historia de la Filosofía era obligatoria sólo para las dos primeras profesiones. Arquitectos, Ingenieros, Ciencias Químicas y Odontología no cursaban ninguna de estas tres asignaturas. 

En 1924 el plan sufrió nuevas modificaciones que retomaban las ideas del Plan de 1922, para entonces la asignatura Lógica se propuso obligatoria para la mayoría de las opciones profesionales; se trata de los abogados, licenciados en ciencias sociales, médicos, arquitectos, dentistas,  y peritos en finanzas y estadística o seguros, Ética era obligatoria para las tres primeras e Historia de las Doctrinas Filosóficas solo para la primera. 

El plan de 1930 se distinguió por establecer un plan en tres años específico para cada carrera. Por ello, al término de los estudios podían recibirse los siguientes grados: bachiller en filosofía y letras, bachiller en ciencias biológicas, bachiller en ciencias físico-químicas, bachiller en ciencias económicas y bachiller en artes y letras. Con excepción del Bachillerato en ciencias Físico-Químicas y naturales que en el primer año cursaban como obligatoria la nueva asignatura Problemas Filosóficos, las asignaturas Lógica, Ética, se consideraron obligatorias para casi todos los demás bachilleratos, sea que se cursaran en su segundo o tercer año de estudios. Historia de las Doctrinas Filosóficas se propuso como obligatoria para el Bachillerato en Filosofía y Letras y optativa en todos los demás perfiles: Historia de las cosmogonías y religiones, una nueva asignatura del Colegio de Filosofía, se propone como optativa para todos los perfiles considerados en este plan

En 1931 entra en vigor un plan a dos años. Problemas Filosóficos e Historia de las cosmogonías y religiones son suprimidas mientras que Lógica, Ética e Historia de las Doctrinas Filosóficas se mantienen vigentes. La dos primeras se asumieron como obligatorias en todos los perfiles, la última sólo para el Bachillerato en Filosofía y Letras. 

Un nuevo plan fue aprobado en 1946 en el se propusieron cinco años de estudios divididos en tres de estudios uniformes y obligatorios (secundaria) y dos en los que se cursaban los bachilleratos en ciencias y humanidades. En este plan, Lógica e Introducción a la Filosofía se consideraron como asignaturas obligatorias del cuarto año en los dos planes de bachillerato (ciencias y humanidades) en él propuestos. Ética, por su parte, se manejó como optativa para el de ciencias y obligatoria para el de humanidades en el quinto año.

En 1956, el plan mantuvo los tres primeros años de estudios uniformes y obligatorios. Su singularidad radicó en la creación de seminarios para el último año a fin de servir de ayuda a los estudiantes para encontrar con más claridad su vocación. Entre estos  se encuentra Pensamiento Filosófico de México. Por su parte, Filosofía (Lógica), Filosofía y Estética  e Historia de las Doctrinas Filosóficas  son, en cuarto y quinto año respectivamente, asignaturas obligatorias.

El 11 de febrero de 1964 Ignacio Chávez aprobó un nuevo plan de estudios cuyo fin primordial era dotar a los estudiantes del hábito del trabajo y estudio diario mediante la consulta directa de las fuentes. Este plan anuló los dos bachilleratos anteriores, pues unificó las asignaturas para los dos primeros años de estudio y diferenció los del tercero al organizarlos en seis áreas: I. Ciencias físico- matemáticas, II. Ciencias químico-biológicas, III. Ciencias económico Administrativas, IV. Ciencias sociales, V. Humanidades y VI. Bellas Artes  . Este fue un plan a tres años. Las asignaturas Lógica y Ética se consideraron obligatorias para todos los alumnos. Por su parte, Historia de las doctrinas Filosóficas se  aprobó como obligatoria para las áreas III, IV, V, y VI mientras que Estética y Pensamiento Filosófico de México se promovieron como optativas de las áreas V y VI.

A partir de 1996, se aprobó un plan a tres años con cuatro áreas: I. ciencias físico matemáticas y de las ingenierías, II. Ciencias biológicas y de la salud, III. Ciencias Sociales y IV. Humanidades y artes con dos primeros años de estudios uniformes en los que Lógica y Ética son asignaturas obligatorias del cuarto y quinto años e Historia de las Doctrinas Filosóficas para sexto, en el área cuatro donde, Pensamiento Filosófico de México y Estética, son optativas.

Así pues, la enseñanza de la filosofía se ha mantenido siempre vigente en la historia de la Escuela Nacional Preparatoria, desde su nacimiento hasta nuestros días. En ninguna de las múltiples reflexiones que dieron lugar a modificaciones a sus planes de estudio ha estado ausente; antes bien, se ha considerado tan importante e indispensable que con el tiempo el número de asignaturas, lejos de disminuir, ha aumentado. Ello refrenda el hecho que la enseñanza de la filosofía ha de ser considerada herramienta irrenunciable a la hora de intentar formar hombres y mujeres que, como pretende el Plan de Desarrollo 2010-2014,  se asumen "como pertenecientes a una sociedad, comprenden los procesos históricos y sociales propios de su región, y poseen conciencia de su responsabilidad social e individual”; fuera de un enfoque por competencias, como propuso la SEP, mediante la Reforma de la Educación Media Superior en 2009.
 

Jefatura del Departamento de Filosofía. 
  
Subpáginas (2): Jefaturas SADE
ĉ
Nora Maria Matamoros Franco,
4 sept. 2012 16:34
Ċ
Nora Maria Matamoros Franco,
3 may. 2012 13:52
Ċ
Nora Maria Matamoros Franco,
27 feb. 2012 12:13
Ċ
Nora Maria Matamoros Franco,
31 ago. 2012 11:22
Ċ
Nora Maria Matamoros Franco,
28 ago. 2013 11:53
Ċ
Nora Maria Matamoros Franco,
6 ago. 2014 18:12
Ċ
Nora Maria Matamoros Franco,
24 feb. 2012 11:49
Comments